Francia : Los Castillos del Loira y Costa Atlantica – Agosto 2011

Publicado: octubre 29, 2011 en Viajes (>3 días)

Desde hace años,  siempre he tenido la curiosidad de conocer los famosos castillos construidos en el Valle del Río Loira, han sido múltiples los  relatos que leído sobre ellos por compañeros de afición, de filosofía de viajar compartida que permite disfrutar más a fondo de esas pequeñas cosas que guardan estos lugares llenos de historia y belleza.

En el mundo de la autocaravana (ac), los Castillos del Loira son de sobra conocidos pues se podría decir que es una peregrinación que hace todo aquel que le gusta viajar en ac.

Para realizar este viaje disponemos de 15 días, del 15 al 31 de agosto. El objetivo del viaje es conocer los castillos más importantes y representativos del Loira, para no repetir la subida y la bajada por el mismo lugar, haremos la subida por el interior en etapas hasta llegar al Loira y después la bajada la haremos también en etapas  por la costa francesa hasta España.

Salimos de Murcia hoy lunes 15 dirección a Alcañiz la intención es llegar a esta localidad por la tarde y aprovechar para dar un paseo.

Llegamos a Alcañiz a las 19:00 con la incertidumbre de donde aparcar para dormir, optamos por subir al castillo de los Calatravos hoy día convertido en Parador Nacional, tras subir y dar un paseo por dentro y por alrededores de las murallas decidimos bajar al centro del pueblo y aparcamos justo detrás del ayuntamiento en un pequeño parking gratuito.

Uno de los monumentos mas bonitos y representativos es el ayuntamiento, obra de comienzos del último tercio del siglo XVI, como se puede apreciar en la foto se alza formando ángulo con la Lonja, en la plaza de España. Su fachada principal, en piedra, consta de tres plantas. La inferior, con arco de entrada de medio punto, flanqueado por columnas toscanas y a ambos lados con ventanas dinteladas marcando la simetría.

Hoy martes 16 decidimos después de desayunar hacer una visita a la Excolegiata de Santa María la Mayor, Ayuntamiento y a la Lonja Gótica. También visitamos la oficina de turismo donde nos informan de visitas guiadas por los túneles que parten de allí mismo pero a la que no nos apuntamos por empezar muy tarde y que nos harían desaprovechar la mañana.

La chica de la oficina nos explica a groso modo en que consisten los túneles, se accede por una estrecha escalera totalmente excavada en la roca. Desde esta bodega de planta rectangular parten dos estrechos pasadizos, uno en dirección Calle Mayor y otro en dirección a la nevera medieval que está situada en los bajos de la Plaza de España, sus dimensiones son de 20 mts. de longitud por 4 mts. de altura y 4 mts. de ancho, en la que se guardaban durante todo el año la nieve y el hielo del invierno para la conservación de alimentos o fines sanitarios.

Salimos de Alcañiz dirección a Ainsa con la intención de llegar a la hora de la comida la distancia es de 335 km por carretera en buen estado. Utilizamos el parking publico que hay arriba en el casco viejo, aunque nos cuesta 3 € el ticket, esto solo funciona en verano ya que en invierno no se paga nada.

Antes de comer hacemos un paseo por el centro histórico donde apreciamos gran cantidad de gente aunque la mayoría ya sentada en terrazas y restaurantes por ser casi las 14:00.

Este es bonito pueblo que conserva su estética medieval de su origen, todas las fachadas de las casas son de piedra, el tejado es de pizarra, los arcos entre las casas son de las mismas  medidas, todo esto hace que sea un pueblo atractivo para el turista.

Después de comer y una pequeña siesta continuamos al siguiente destino que es Rocamadour a 381 kmts. de donde nos encontramos con la intención de llegar a este para dormir, cruzamos la frontera a Francia por el túnel de Bielsa, disfrutando de las montañas y valles que forma los pirineos Franceses.

Llegamos a las 22:30 a Rocamadour, justo a la entrada hay señales de aparcamientos son gratuitos y muy grandes, observamos como unas 20 acs en uno de ellos y nos instalamos.

Rocamadour es una de las principales atracciones turísticas de Francia, con más de un millón y medio de visitantes anuales. Se compone de siete santuarios, un castillo y una escalera monumental de 250 peldaños, que muchos peregrinos suben a rodillas, como penitencia.

También es una parada obligatoria de los peregrinos que viene de Europa central, siguiendo el camino de Santiago.

Desde el parking se puede ver como el pueblo se agarra a la peña, las casas y santuarios se sobreponen en una linea vertical de tejados oscuros mezclados a la roca, sobre un desnivel de 150 m. del acantilado.

En el siglo XV vivían 8.000 habitantes y tenían muy poco espacio, por lo que optaron por la única solución posible, la vertical.

El castillo o el fuerte se alza en lo alto del acantilado, desde este se pueden contemplar increíbles vistas de todo el valle.

La entrada al castillo es de 2 € y solo se puede visitar el exterior debido a que se encuentra en reformas, pero merece la pena pasear por sus murallas y detenerse en sus miradores para disfrutar del entorno.

Este fuerte defendió durante siglos los santuarios y los tesoros del pueblo.

Hay una gran explanada anexa donde se encuentra otro aparcamiento gratuito en la que también hay varias acs aparcadas y donde se puede pernoctar sin ningún  problema.

Desde esta explanada se puede acceder al santuario por un camino con varias escaleras y con pendiente o a través de un ascensor que tiene un coste de 4 € por persona, el cual esta indicado para personas mayores o niños que tiene dificultad para subir o bajar escaleras.

Hoy es miércoles 17, nuestro objetivo es dedicar todo el día en conocer este pintoresco pueblecito, así pues después del desayuno nos preparamos con calzado cómodo para patear por todos los rincones de Rocamadour.

Durante siglos fué uno de los lugares de peregrinación más famoso del occidente cristiano. Tras subir de rodillas la majestuosa escalera conocida como la escalera del calvario formada por 216 peldaños y que parte de la Plaza de la Carreta, los fieles se encuentran en el centro religioso, rodeado de siete iglesias y capillas, construidas como se puede apreciar en la misma piedra.

En la mitad de la escalera se encuentra un cartel de piedra donde aparecen inscritos los nombres de los peregrinos más famosos que han visitado el santuario a lo largo de la historia, entre algunos se destacan los reyes Enrique II de Inglaterra, Luis XI de Francia, Alfonso III de Portugal y Blanca de Castilla, hasta Santos de la talla de San Bernardo y Santo Domingo de Guzman.

La Virgen es negra y es una talla de madera del S. XII y se encuentra en la capilla de Notre-Dame, ennegrecida por el humo de las velas y cubierta de exvotos. Su fama se debe al extenderse por la cristiandad del hallazgo en 1166 del cuerpo incorrupto de un ermitaño (Sant Amadour), que se mantuvo intacto más de 400 años.

Como curiosidad,  sobre la tumba de Sant Amadour hay una espada clavada en la roca y la leyenda popular dice que se trata de la famosa Durandal que Ronaldo tiró desde Roncesvalles.

La Porte Salmon, se encuentra situada en la mitad del trayecto de la calle peatonal, esta calle la única en el casco antiguo recorre el pueblo de punta a punta y esta repleta de tiendas de recuerdos y restaurantes.

El casco antiguo se encuentra a los pies del santuario, esta muy bien conservado y es peatonal en su totalidad, conservando en todos sus rincones ese sabor medievo tan apreciado por el visitante.

Nos encontramos con la oficina de turismo y aprovechamos para pedir información sobre la famosa Gouffre de Padirac. Se trata de una cueva situada a pocos kmts de donde nos encontramos de gran interés turístico.

Tras informarnos de los horarios de entrada decidimos terminar la jornada de hoy recorriendo el casco antiguo de Rocamadour y a continuación coger la ac y partir hacia Paradirac, dormir ya en uno de los parking para así mañana estar a primera hora en la taquilla donde se sacan las entradas y evitar hacer colas pues nos indican que suelen haber colas de hasta 2 horas por la gran cantidad de gente que hay en época estival.

Seguimos paseando hasta última hora de la tarde y observo como cada rincón o cada casa despierta nuestra atención por su forma o por lo que representa.

Nos encontramos con mucha gente, la mayoría de ellos se aprecia que son como nosotros unos simples turistas que sacian su curiosidad por este lugar y otros los menos son peregrinos por su forma de vestir y por que van en grupos grandes con atuendos y amuletos cristianos.

Son las 20:00 y decidimos volver a la ac para seguir con el plan de cenar y  dormir en el parking de la cueva.

Llegamos al aparcamiento en menos de 30 mnt y vemos alguna ac mas que va a pasar la noche en el lugar, después de un día de andar sin parar nos sienta gratificante una ducha de agua fría, para posteriormente cenar y comentar lo vivido este inolvidable día en Rocamadour.

La Gruta de Padirac se encuentra situada a 20 km de Rocamadour y esta  formada por túneles, cuevas y un río a 103 m de profundidad.

Se puede descender a la misma por las escaleras o por los ascensores, es un descenso impresionante de 75 m.

El Padirac más cercano a la superficie es una sima, o sea, una antigua cueva o gruta que en algún momento del pasado perdió la cubierta superior por hundimiento debido probablemente a la acción de las filtraciones de agua.

Ha quedado un agujero de mas de 30 m de diámetro y unos 75 m de profundidad.

Hoy es jueves 18 nos despertamos a las 8:30 pues el horario de sacar los tickets empieza a las 9:00. Mientras desayunamos empezamos a ver como llegan los primeros coches al aparcamiento. Así que decidimos darnos un poco de prisa para evitar hacer cola.

En los alrededores de la gruta hay varios restaurantes y pequeños comercios, sobre todo tiendas de regalos y de productos típicos de la zona, como conservas, vinos, miel ……

La cavidad se encuentra a cielo abierto justo al lado del edificio donde se accede al interior y es realmente impresionante y sobrecogedor.

La Sima de Padirac, la más celebre de Europa es una de las mayores curiosidades geológicas de Francia.

Después de una bajada vertiginosa por ascensor o escalera de 103 m. de profundidad, ahora ya bajo tierra, se continua paseando hasta las galerías que conducen hasta el embarcadero.

El Padirac subterráneo es un complejo sistema de galerías y túneles que incluye un lago que se cruza en barca, varias cavidades o salas y un río que discurre hacia el Dordoña a lo largo de mas de 30 km bajo tierra, en gran parte aun inexplorado.

El recorrido dura aproximadamente una hora y media con un trayecto de 2 km de recorrido. Según nos dice el remero se reciben más de 350.000 visitantes al año y es la atracción subterránea más visitada de Francia.

La diferencia de temperatura es muy considerable, en el exterior a nivel del suelo hay 33º mientras que en el interior de la cueva apenas hay 11º, por lo que casi todo el mundo va provisto de chaqueta y pantalón largo, que después de un rato en el interior se agradece.

Parte de la visita se hace en barca, con capacidad para 10 personas más el remero que hace de guía explicando cada rincón por los que pasamos, en varios idiomas, a petición nuestra, otro recorrido se hace andando subiendo y bajando varias escaleras también acompañados por un guía, el cual pronto nos avisa de que esta prohibido hacer fotos.

Lo más significativo y mas bonito es el gran “colgante”, una estalactita gigante de 60 m de alto y de gran grosor la más grande del mundo, también debo dar importancia a la gran cantidad de salas que hay a distinto nivel, de donde fluye el río con una altura de 100 m, las grandes cascadas de calcita que forman en la roca caliza bellas concreciones y esculturas pétreas.

Terminamos la visita a las 12:00, después de dar un paseo por los diferentes comercios que hay alrededor de la gruta nos vamos hacia el aparcamiento para coger la ac y ponernos en marcha a Poitiers con la intención de visitar el parque temático de Futuroscope.

La distancia que nos separa es de 266 km y el objetivo es llegar por la tarde al área de acs de parking de Futoroscope para mañana viernes 19 hacer la visita en la cual dedicaremos todo el día.

Llegamos al área a media tarde lo cual aprovechamos para hacer un poco de deporte, dedicamos unos 50 minutos a correr lo que nos sienta de maravilla, en el área hay muchas acs, el precio es de 6 € el día y dispone de una maquina  de agua que cobra 4 € por 100 litros.

Nos levantamos temprano a las 8:30 con el objetivo de entrar a primera hora y evitar el máximo de colas posible en las atracciones, el parque es muy grande y las atracciones están separadas entre si a través de jardines, fuentes, restaurantes, tiendas y en el trayecto de ir de una a otra es frecuente encontrarte con espectáculos en directo como es el caso de un grupo de robots haciendo una coreografía de baile y ambientado en la guerra de las galaxias.

Futuroscope es un parque temático donde las atracciones se basan en lo multimedia, las últimas tecnologías cinematográficas, audiovisuales y robóticas del futuro. Este parque de atracciones esta situado en la periferia de Poitiers.

Las visitas al parque se establecieron en mas de 1.8 millones de visitantes en 2010, en julio de 2011 se alcanzaron los 40 millones de visitantes desde su apertura en 1987. Con estas cifras Futuroscope se posiciona como el segundo parque temático francés más visitado desde su apertura.

Las atracciones más destacadas son : Baila con los Robots, Las Astromoscas, La Vienne Dinámica, Las Alas del Coraje, Animales del Futuro, el 8º continente, Flechazo en Pizza Hill, Monstruos Marinos y la atracción estrella y mas visitada es la de Arthur, la aventura en 4 D.

Todas las atracciones se pueden ver y disfrutar perfectamente en un día si te organizas bien y planificas el orden según la hora de comienzo de cada una, decir también que casi no se hace cola excepto en la de Arthur que todo el mundo quiere repetir.

Por la noche a las 22:00 empieza un espectáculo nocturno de luz y sonido a base de lases especiales en el lago, donde se puede contemplar sentado en un auditorio cómodamente. Al finalizar regresamos a la ac en busca de una ducha y una buena cena pues el día ha sido bastante entretenido y nos encontramos algo cansados.

Hoy sábado 20 empezamos ya el recorrido el Valle del Loira, después del desayunar ponemos rumbo a Chinon.

Pronto llegamos a esta localidad francesa bordeando el río Loira, primero aparcamos en la ciudad nueva en un parking grande donde damos un paseo y preguntamos si se puede subir con la ac al castillo, descubrimos que hay un área de acs arriba en el castillo y decidimos volver a la ac para ir. El área esta bastante inclinada lo que decidimos dar un paseo por el castillo y casco antiguo y comer en otro lugar.

Llegamos a la entrada del castillo y desde fuera observamos que la mayor parte esta en ruinas, nos cruzamos con una pareja de madrileños que salían del recinto y preguntamos si merece la pena visitar el castillo y nos dicen que no, así que, paseamos por el exterior y por sus murallas. Este domina el pueblo, situado en lo alto de una colina como una autentica fortaleza, fue construido por el conde de Blois, evoca la época en la que la historia de Francia y la de Inglaterra estaban inminentemente mezcladas.

Después de paseo por las calles mas representativas de este pueblo volvemos a la ac, para dirigirnos al Castillo de Ussé, también conocido como el castillo de la Bella Durmiente que inspiró a Perrault sus célebres cuentos.

Esta a tan solo 12 km de donde nos encontramos, llegamos a su aparcamiento donde vemos que esta bastantes completo de coches y al final del todo vemos algunas acs, por lo que nos colocamos al lado de estas.

Decidimos iniciar la visita después de comer y una pequeña siesta, la entrada es de 12 € por adulto y el parking es gratis, hoy es sábado y nos cruzamos con muchos visitantes como nosotros durante el trayecto.

Este lugar es el símbolo de una fortaleza o castillo medieval, para valientes y caballeros y gentiles damas, poetas y cuentos de hadas. Construido en su mayor parte en los siglos XV y XVI sobre la base de una fortaleza del siglo XI, sus sucesivos propietarios aportaron cada uno su toque personal, dándole así un encanto único.

En 1664, el Marques de Valentinay realiza las terrazas a la “Francesa”, diseñadas por Le Notre, arquitecto de los jardines de Versalles, ricamente adornados de flores y naranjos, algunos de éstos son anteriores a 1789.

Desde las distintas terrazas que rodean el castillo se pueden observar unas magnificas vistas del entorno donde nos encontramos.

En todas las salas del castillo hay a la entrada un cartel con información de la misma en varios idiomas.

El horario de cierre es a las 19:00 del castillo y las 20:00 de los jardines, nosotros hacemos la visitas en 2,5 horas aproximadamente de una forma bastante tranquila.

Terminamos la visita y partimos al siguiente castillo, lo bueno de esta ruta es que los castillos se encuentran muy cerca uno de otro, hay quien dice que ha echo la visita de tres castillos en un mismo día, pero a mí personalmente me parece excesivo.

El próximo es el Castillo de Langeais, situado este en el centro del pueblo de Langeais rodeado de casas, se impone sobre estas por su altura.

Para llegar a esta localidad utilizamos un bonito puente que cruza el Río Loira de lado a lado, me llama mucho la curiosidad por su bonito diseño, lo que me informo sobre este y descubro que este puente fue construido en 1846, semidestruido su paso durante la Segunda Guerra Mundial el 19 de junio de 1940, para impedir el avance de los alemanes y finalmente fue reconstruido para la circulación en 1950.

Seguimos las indicaciones que hay a la entrada del pueblo que indican chateau, llegamos hasta este y pronto observamos un buen parking justo al lado, es gratuito y muy tranquilo, perfecto para pernoctar.

Nos establecemos y decidimos sacar las bicis del garaje para recorrer un poco el pueblo antes de que se haga de noche, después de un pequeño paseo en bici regresamos para cenar. A la mañana siguiente ( domingo 21 ) tenemos como objetivo visitar el castillo a primera hora después del desayuno.

El Castillo de Langeais es una imponente fortaleza medieval del siglo XV, con sus torres, murallas, un camino de ronda y un puente levadizo, pero que también posee una hermosa fachada renacentista que da al jardín.

El extraordinario interior del Castillo de Langeais se encuentra profundamente decorado. En este escenario tuvo lugar en 1491 la fastuosa celebración de la boda del Rey Carlos VIII  con la duquesa Ana de Bretaña.

La Sala de las guardias y  la diferentes salas que recorremos contienen gran cantidad de muebles antiguos, así como tapices que adornan las paredes, pero lo que más me llama la atención son las chimeneas monumentales que hay en todas las salas del castillo.

Pasear por el jardín supone un bonito descubrimiento de colorido y disposición de las diferentes plantas que lo componen.

Terminamos la visita a las 13:30  lo que decidimos seguir al siguiente destino el Castillo de Villandry  para hacer la visita después de comer y de hacer una pequeña siesta.

El Castillo de Villandry fué edificado en el siglo XVI y es famoso por la belleza de sus jardines renacentista. Los cinco jardines con los que cuenta son únicos en Europa. El jardín huerto decorativo, el jardín ornamental, el jardín acuático, el jardín de los simples y el laberinto, hacen que este lugar sea excepcional y un destino soñado por los amantes de los jardines y paseantes.

El castillo, que ha conservado su Torreón, alberga un mobiliario español y una colección de pinturas antiguas.

En 1906 Joaquin Carvallo, un médico de Don Benito (Badajoz), compro con la fortuna de su esposa el Castillo de Villandry, a orillas del río Cher, uno de los afluentes del Loira, 100 años después su jardín neorrenacentista es el más visitado de Francia.

La clave de Villandry fué la contratación de dos paisajisticos andaluces, Antonio Lozano y Javier Wihthuysen, que imprimirán a los jardines ese aire morisco y español que atrae cada año a cientos de miles de visitantes.

Un mirador permite disfrutar de una bella vista de este magnifico y colorido cuadro.

Los jardines de Villandry están hoy divididos en cuatros áreas temáticas: el jardín ornamental (dedicado al amor tierno, el amor apasionado, el amor infiel y el amor trágico); el jardín del agua, el jardín de las hierbas aromáticas  medicinales y el huerto.

Este último inspirado en los huertos monacales y que juega con los vivos colores de los puerros, las lombardas, las remolachas o las calabazas, nació en la Primera Guerra Mundial, cuando Carvallo descolgó la bata blanca para atender a los soldados heridos, les dio cobijo en el palacio y tuvo que darles de comer.

Terminamos la visita del castillo en mi opinión merece la pena dedicar más tiempo en pasear por los jardines y alrededores de Palacio que este en si, tras recrearnos por todos los rincones de estos magníficos jardines decidimos hacer un alto en la visita a los castillos y dedicar un tiempo en conocer la ciudad de Tours.

Salimos del aparcamiento del castillo hacia Tours sobre las 19:30 en busca del Parking Relais du Lac situado en el sur de la ciudad en las coordenadas N -47º, 21.978′ y E – 0º, 41.969′. Cuando llegamos a este vemos una ac mas.

Después de una ducha decidimos ir al centro de la ciudad para cenar y como no sabemos los horarios de los autobuses, utilizamos las bicis, aprovechando que Tours tiene carril bicis para acceder al centro.

Llegamos al centro en apenas 15 minutos y lo primero que nos encontramos es con el ayuntamiento, una preciosa obra que iluminada de noche llama la atención  enseguida, a continuación aparcamos las bicis y paseamos por la Plaza Plumereau donde elegimos uno de sus múltiples restaurantes con terraza para cenar. Volvemos a la ac para mañana lunes 22 volver a este precioso lugar para conocer sus principales rincones de día.

El ayuntamiento de Tours se encuentra situado en el centro de la ciudad, cerca del casco antiguo. Se trata de un precioso edificio lleno de detalles, llama mucho la atención especialmente las esculturas que tiene alrededor de su reloj y campanario.

Esta región es a menudo llamada ” El Jardín de Francia”, Tours es clasificada como “Ciudad de Arte y de Historia”, es atravesada por el Río Loira considerado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Los monumentos más importantes y sitios de interés para visitar son el Castillo de Tours, Catedral de Saint Gatien, Palacio de Justicia y Basilica de Saint Martin.

El casco antiguo de Tours está rodeado de núcleos distintos que constituyen al Tours viejo: por un lado tenemos el barrio de la catedral de Saint-Gatien, construida sobre ruinas de la ciudad galo-romana y por otro lado el barrio de chateauneauf nacido en la Edad Media alrededor de la Basilica de Saint Martin y de la actual Plaza Plumereau. Entre estos dos núcleos todo fué destruido durante la Segunda Guerra Mundial y construido de nuevo después.

La Plaza Plumereau, se encuentra en el centro de la ciudad vieja, para mi es una obligación pasear por esta y sus calles adyacentes donde se percibe un aroma cargado de historia. La plaza es pintoresca, sobre todo por las casas antiguas que conserva, de entramado de madera del siglo XV.

Vale la pena sentarse en una de sus terrazas y admirar todo el conjunto de la plaza. En esta época del año observo como malabaristas, los acróbatas, los vendedores de helados y los estudiantes con sus bicis se mezclan formando un público singular en este bonito escenario.

Damos por finalizada la visita y decidimos volver a la ac, son las 13:40 y ponemos rumbo al siguiente destino el Castillo de Chenonceau, se encuentra a apenas 40 minutos de donde nos encontramos así que decidimos comer en el parking del castillo y por la tarde iniciar su visita.

El Castillo de Chenonceau , también conocido como el castillo de las mujeres, es un castillo de estilo residencial del siglo XVI, se trata de un monumento histórico en manos privadas más visitado de toda Francia, este cuenta con varios jardines y una plantación vinicola.

El castillo, que sustituyo a otro anterior, no solo posee importancia en tanto que obra de arte, sino que ademas ha gozado de una activa presencia en la Historia de Francia.

La historia del castillo quedó marcada por las mujeres, tanto las que lo construyeron como las que en él residieron o fueron sus propietarias. Entre ellas destaca Luisa de Lorena-Vaudémont, la esposa del Rey Enrique III de Francia cuya habitación, en el segundo piso del castillo, sigue manteniendo el duelo por su marido, asesinado en el año 1589. Una habitación esta dedicada a las hijas y nueras de Catalina de Medicis, La chambre des cinq Reines ( la habitación de las cinco reinas) : Maria Estuardo, Margarita de Valois, Luisa de Lorena-Vaudémont, Isabel de Austria e Isabel de Valois.

Existe un embarcadero donde se puede alquilar una barca para disfrutar desde el río de unas magnificas vistas del castillo así como también de su entorno.

El castillo fué edificado en el cauce del río Cher (un afluente importante del Loira), sobre los pilares de un molino fortificado y del anterior castillo también fortificado que se había comprado a la familia de los Marques. Este último derribado a excepción de la Torre del Homenaje del mismo y del pozo adyacente.

El Castillo de Chenonceau cuenta con dos jardines principales: el jardín de Diana de Poitiers y el jardín de Catalina de Médicis.

La decoración floral de los jardines, que se renueva cada primavera y verano, requiere el aporte de 130.000 plantas que se cultivan en el propio dominio de la finca, en el huerto. Terminamos la visita a las 20:00, volvemos al parking para coger la ac y desplazarnos al siguiente destino en este caso es el Castillo de Chambord.

Llegamos a Chambord en apenas 40 minutos y nos dirigimos al aparcamiento de acs, el cual esta señalizado en la entrada, en está hay un poste en que dice que hay que pagar 6 € y si quieres pasar la noche 16 €, nos parece un poco caro ya que en los demás castillos que hemos visitado el parking ha sido siempre gratuito pero como ya estamos aquí nos quedamos y apechugamos.

En el parking hay numerosas acs y nos colocamos al lado de una que tiene matricula española, pronto aparecen sus dueños y intercambiamos opiniones, me comentan que hay un espectáculo nocturno y que se van a quedar a verlo mientras que nosotros le indicamos que solo pensamos hacer la visita al castillo y sera mañana martes 23.

El Castillo Real de Chambord, es uno de los castillos más reconocibles en el mundo debido a su arquitectura renacentista francesa muy distinta que mezcla formas tradicionales medievales con estructuras clásicas.

Es el castillo más grande de los Castillo del Loira, pero fué construido para servir solo como un pabellón de caza para el Rey Francisco I, quien mantuvo sus residencias reales en el Castillo de Blois y en el Castillo de Amboise.

Bajo mi punto de vista lo más importante y interesante de este Palacio es el Torreón y la escalera de doble hélice.

Iniciado en 1.519, este cuerpo central del castillo aunque de construcción francesa, con sus torres de ángulo, está inspirado en la arquitectura italiana con sus fachadas y molduras horizontales. Esta rematado por una Torre linterna decorada alrededor de la cual se despliegan las terrazas.

En su centro se eleva la famosa escalera de tramos dobles, cuyo decorado esculpido es una de las obras maestra del Renacimiento frances.

La escalera esta adornada con dos pliegues espirales imbricada a un núcleo hueco, le permite divisar desde uno de los dos tramos a las personas que toman la otra sin llegar a cruzarse.

Alrededor de esta escalera se comunican cuatro salas que forman una cruz y que se distribuyen cuatro partes de vivienda. El Torreón esta terminado por las terrazas que ofrecen a la vez el espectáculo de sus múltiples torres rematadas por altos tejados de pizarra y un magnifico panorama del Palacio.

A pesar de ser el castillo más grande de los que hemos visto hay gran cantidad de gente haciendo la visita y en algunas salas se da cierta incomodidad para conocerlas.

Este castillo esta construido en medio de un parque natural donde se puede recorrer en bicis a través de sus múltiples rutas señalizadas, de echo a la entrada al parque observo un lugar donde se pueden alquilar bicis.

Después de la visita al castillo y de hacer un paseo por todo su entorno decidimos ir a comer a Blois pues ya son las 14:00.

Encontramos aparcamiento justo enfrente del Río Loira desde donde se divisan unas bonitas vistas, al lado de nosotros también hay otras acs.

Después de comer y un pequeño descanso iniciamos la visita a esta ciudad que desde fuera nos parece bastante interesante, desde el parking hasta el centro o casco antiguo se tardan a penas 10 minutos andando.

Blois es elegido por los Reyes de Francia y de la Corte del Siglo XVI como lugar de residencia, esta villa esta situada en una colina que domina el Loira.

Enseguida nos damos cuenta que este pueblo invita a soñar paseando por sus tortuosas callejuelas llenas de encanto.

Hay mucha gente por las calles del centro la mayoría son como nosotros turistas conociendo la ciudad, se nota mucho ambiente en terrazas y lugares próximos a los monumentos más representativos.

Blois también dispone de un castillo al que decidimos no visitar, pues no esta dentro de los elegidos como más importantes dentro de nuestra selección y guía echa por nosotros y aconsejada por la oficina de turismo y relatos de viajes leídos, ademas estamos un poco saturados ya de tantos castillos y nos apetece más conocer está ciudad paseando por sus calles más emblemáticas.

Su centro histórico, sus barrios antiguos, sus monumentos de una gran riqueza arquitectónica como la Catedral Saint-Louis, la Iglesia de San Vicente, el Palacio de Alluye o la Abadia de San Launer, otorgan a Blois el titulo de “Ciudad de Arte y de Historia”.

Un denominador común que observo en todos los lugares de Francia es el cuidado y mimo de sus jardines, de las plantas y arboles que se encuentran en diferentes plazas y calles de cualquier ciudad o pueblo por grande o pequeño que sea este, es algo de admirar por parte de los visitantes y turistas.

Terminamos la tarde recorriendo estas calles del centro de Blois y decidimos hacer noche en un camping municipal situado a orillas del Loira y así aprovechar para sacar mesa y sillas y cenar contemplando este magnifico río dotado por sus ambas margenes de increíbles castillos y pueblos llenos de historia.

Hoy es miércoles 24 y después de desayunar poner rumbo al siguiente destino de nuestro viaje en este caso se trata de Le Puy du Fou, aprovechamos para hacer compra en un Elecler y repostar combustible.

Le Puy du Fou es un parque temático situado en un bosque de 50 hectáreas, al lado del castillo renacentista en ruinas de Puñy du Fou (incendiado en parte durante la Guerra de Vendée), en el pueblo de Les Épesses, entre Cholet y La Rocher-Sur-You.

Llegamos a última hora de la tarde y nos dirigimos al área de acs situado justo a la izquierda de la entrada al parque, esta perfectamente señalizado, es un área gigantesca con mas 100 acs.

Según descubrimos este parque es el cuarto más visitado en Francia después de Eurodisney, Parc Astérix y Futuroscope, con más de 145 millones de visitantes al año.

El parque habré sus puertas a las 9:00 de la mañana y la entrada cuesta 36 € y además hay que pagar por unos audífonos que están en recepción donde viene traducidos a español todos los espectáculos y estos cuestan 5 € cada uno.

Le Puy du Fou ofrece al visitante un viaje en el tiempo: grandes espectáculos de día como de noche, decenas de juegos como de animaciones y pueblos de época.

La mayoría de estos espectáculos tratan sobre la historia de Francia y cada uno representa una época diferente.

El Coliseo Romano, es uno de los más visitado en donde la acción se lleva a cabo en el siglo III después de cristo. El espectáculo se desarrolla en una arena réplica del Coliseo Romano y esta constituido por 80 actores, 45 caballos y alrededor de 60 animales, entre los que podemos destacar leones, tigres y hienas.

Cada espectáculo tiene una duración determinada y se repiten dos o tres veces a lo largo del día, todos los espectáculos están coordinados para que cuando termine uno empiece otro en intervalos de 10 a 15 minutos para que de tiempo de llegar de un escenario al otro.

Los vikingos es uno de los mejores para mi por su decorado, este  se desarrolla en un pueblo que celebra sus festividades y es atacado por los vikingos que surgen del fondo del agua sobre sus barcos de 20 m de largo, 10 m de alto.

Otro espectáculo,  el más bonito es el de cetrería, llamado el baile de las aves fantasma, todo el mundo coincide como el mayor espectáculo de cetrería nunca visto, se desarrolla en el tiempo de los castillos donde vemos un ballet en el cielo hecho por águilas, halcones y buitres,  aproximadamente vuelan 150 aves simultáneamente.

Dentro del parque existe la ciudad medieval donde recorrer sus calles y casas hacen sentirte un miembro más de la época, se hace casi la hora de cierre y nos dirigimos a la salida y pronto observo como llegan autobuses y coches a los aparcamientos habilitados para ver el espectáculo de noche, según nos dicen digno de ver pero muy difícil de conseguir una entrada ya que se vende con muchos meses de antelación.

Decidimos coger la ac y ponernos en marcha al próximo destino que es la Costa Atlántica para luego ir bajando por ella hasta España, para ello hacemos parada en la Rochelle, en el parking donde hay una área de acs y cuyas coordenadas he perdido, fatal por mi parte, llegamos a las 22:00 con ganas de una ducha, cena y una peli.

Es hoy jueves 25 cuando iniciamos la visita a esta bonita ciudad, para mí lo mas emblemático son las tres torres.

Por un lado la Torre de San Nicolas, verdadera torre del homenaje feudal orientada al mar, este edificio militar simboliza el poder y la riqueza de la Rochelle, por otro lado la Torre de la Cadena construida de 1382 a 1390. La cadena a la que debe su nombre sigue estando a sus pies.

Estas dos torres forman la majestuosa entrada al puerto viejo que durante diez siglos sirvió de cierre defensivo del frente marítimo de la ciudad.

También hacer mención a la Torre de la Linterna, llamada también de los cuatro sargentos, de una altura de 70 m con una aguja gótica octogonal, la torre sirvió a todo lo largo de su historia de faro y de cárcel. Como nota curiosa la Torre de la Linterna es el último faro medieval de la costa atlántica.

Dedicamos todo el día paseando por el centro, puerto marítimo y alrededores, la zona más concurrida son las callejuelas cercanas al puerto llenas de restaurantes con terrazas donde elegimos uno para comer, pedimos pescado por supuesto ya que este es fresco y lo hacen delicioso. Volvemos a última hora de la noche al área y lo hacemos en bus, ahora toca ducha y descansar pues estamos rendidos después de todo el día pateando.

Sabado 27, salimos de la Rochelle a primera hora de la mañana hacia Burdeos conocida esta como la ciudad del vino por excelencia.

Burdeos con sus bonitas calles peatonales y majestuosos edificios ha sido reconocida como Patrimonio Mundial por la Unesco por su excepcional arquitectura urbanística del siglo XVIII.

El Pont du Pierre ( el Puente de Pierre ) fue el primer puente de Burdeos, ordenada su construcción por Napoleón, fué construido en el 1810 – 1822.

En Burdeos no conozco ningún área de acs ni tampoco ningún aparcamiento publico donde se pueda aparcar y pernoctar, seguimos las indicaciones de una amigo y utilizamos un parque a las afueras del centro, este parque dispone de una calle ancha y esta justo enfrente del puente.

Utilizamos el tranvía para desplazarnos al centro de la ciudad y paseamos por todas sus calles emblemáticas, lo que más me llama la atención es la Place des Quinconces que con sus mas de 126.000 m. cuadrados es la mas grande de Europa. El monumento

principal de la plaza es el Monument Aux Girondis del 1894 – 1902, cubierto por una imponente columna y rodeado de una bella fuente con caballos.

Entre sus monumentos más importantes destacan el anfiteatro romano del siglo III, las iglesias románicas de San Severino y de la Santa Cruz, la Catedral de San Andres siglos XII-XVI y la iglesia del mismo estilo de San Miguel, el actual ayuntamiento (antiguo palacio arzobispal) y el teatro Victor – Louis son edificios neoclasicos del siglo XVIII, Museo de Bellas Artes de Aquitania y Centro de Artes Plasticas Contemporáneas.

Paseamos hasta que anochece por todos estos monumentos y la vuelta a la ac la hacemos andando tranquilamente observando también lo bonitos y llamativos de que son estos iluminados de noche.

Después de un día de andar sin parar nos apetece una ducha, cena y peli pues estamos derrotados, ademas mañana domingo 28 queremos seguir bajando por la costa para conocer la famosa Dune du Pyla.

Nos levantamos a las 9:30 y salimos de burdeos direccion a Arcachón utilizando siempre las nacionales y autovías, pasamos por varios centros comerciales y paramos en un Erosqui para hacer compra y repostar gasoil.

El aparcamiento de la duna que más utiliza la gente es uno grande donde cobran 8€ por 4 horas, aunque también existe una urbanización alrededor donde se puede aparcar sin problemas en la calle de esta urbanización y luego pasar andando por una especie de valla abierta hasta la duna.

La Dune du Pyla es simplemente impresionante. Es la Duna más grande de Europa, situada en plena costa atlántica francesa, es imposible no maravillarse ante esta formación que más parece  a una cordillera de arena que a una duna.

Su parte más alta en la cumbre tiene 104 m. sobre el nivel del mar. Esta situada en la bahía de Arcachon, bañada por los ríos que cruzan Aquitania para morir en este extraordinario paisaje de bancos de arena de 1.500 hectáreas.

Desde la cima se puede observar una enorme extensión de verde que nos anuncia una vegetación frondosa y que se pierde en el horizonte.

Se trata de las Landas, el mayor bosque de Europa de pinos marítimos, unas 600.000 hectáreas que contrastan con la dorada arena de la duna.

Para subir a la duna, unos escalones artificiales facilitan el camino. Los más intrépidos pueden ascender directamente por su ladera, o lo que es mucho más divertido, bajar por su ladera, aunque según las instrucciones se recomienda hacerlo en diagonal, porque se pueden alcanzar velocidades peligrosas en caso de caída.

La duna es utilizada para realizar deportes como el parapente y  también para deslizarse sobre ella con tablas de snow.

Pasear por estas arenas descalzo y contemplando el entorno que nos rodea es un regalo de la naturaleza.

La arena es muy suave y en cada pisada se nota un masaje en la zona de la planta de los pies, aunque también hay que decir que hay zonas donde la arena esta poco pisada y te clavas hasta casi las rodillas.

A medida que va cayendo la tarde observo como la gente va sentándose en diferentes puntos mirando hacia el mar para ver la puesta de sol, aunque hoy por desgracia esta nublado y el sol sale intermitentemente de entre las nubes.

Estamos a apenas 150 km de la frontera con España, para hacer la llegada a casa sin hacer jornadas de muchos kms decidimos hacerlo de forma escalonada por lo que la siguiente parada la hacemos en San Sebastian.

Aunque ya conocemos esta ciudad siempre que podemos y nos pilla de paso hacemos una visita, como siempre utilizamos el área de acs del paseo de Beiro y de hay a la playa de la concha en bici en apenas 10 minutos.

Regresamos a casa el martes 30 por la tarde sin ningún contratiempo y con ganas de volver a vivir esperiencias bonitas como las de este viaje.

Anuncios
comentarios
  1. Ruth dice:

    Hola!!! por fin!!! jajaja tienes que crear una lista de seguidores…para que no perdamos nada…alee hasta el jueves.chaito

  2. kiti dice:

    muiii bonico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s