Costa Gaditana – Agosto 2010

Publicado: agosto 29, 2010 en Viajes (>3 días)

El día 2 de agosto  mi compañero de trabajo  Juan Pedro y yo partimos de Murcia a las 11:30 de la mañana hacia Tarifa, la distancia aproximada es de 550 km. A la entrada a Marbella se aprecia algunas retenciones y optamos por coger la autopista hasta Algeciras.

Llegamos a Tarifa a las 19:00 y nos dirigimos a la playa Valdevaqueros a unos 12 km de Tarifa dirección a Cádiz, hay gran cantidad de gente haciendo deporte de vela kitesurf y windsurf, aparcamos justo al lado de la playa donde hay muchas otras autocaravanas  (acs) y campers.

Nos colocamos el bañador y al agua, el baño nos sienta de maravilla después de una buena jornada de carretera.

En seguida nos dimos cuenta de que en la playa había pocos bañistas como nosotros,  la mayoría son surferos.

Al anochecer volvemos a Tarifa . El lugar donde pensamos pernoctar se encuentra a la entrada del pueblo, antes de pasar la gasolinera repsol a la derecha bajando una pequeña cuesta hay una explanada grande donde vemos varias acs y campers, desde este punto al centro solo hay 5 mnt andando. Salimos a cenar y elegimos un restaurante con terraza donde nos preparan un pescado fresco y típico de la zona que esta delicioso.

Después de la cena nos damos un paseo por sus calles,  la mayoría estrechas que desembocan en plazas una mas grandes que otras. Me llama la curiosidad que para acceder al centro del casco antiguo haya que pasar por un arco en forma de ” U ” invertida, este divide la zona nueva de la antigua.

En todas sus calles existen una gran variedad de tiendas de artesanía, predominando sobre todo las regentadas por hippies exhibiendo sus productos como: pulseras, collares, bolsitos etc…

Desde el centro seguimos paseando donde cogemos una calle que nos lleva a un pequeño castillo situado cerca del paseo marítimo.

En una zona del paseo se encuentra una gran cantidad de puestos de hippies, donde la gente pasea buscando entre ellos algo que comprar.

Volvemos hacia el centro por una de sus calles inclinadas en la que hay muchos bares de copas, cada uno con un ambiente distinto, elegimos uno para tomarnos un mojito y observamos como la gente se sale a la calle y nosotros hacemos lo mismo.

Es curioso que en estos bares de copas haya diversidad de tipos de gente, pues nos encontramos con extranjeros, hippies, pijos …

Cambiamos de bar, nos vamos a otra calle y nos tomamos otro mojito para así hacer un par y no ir cojos, ademas esté último esta mejor que el primero se nota que aquí lo hacen mejor.

Se nos  acerca una chica ligerita de ropa y nos da unas invitaciones para una fiesta de la espuma que se estaba celebrando en una discoteca una calle mas arriba, ya podéis imaginar donde terminamos.

Al día siguiente nos levantamos a las 11:00 y después del desayuno nos vamos al la famosa playa de Bolonia situada entre Tarifa y Zahara de los atunes.

Aparcamos en una explanada justo enfrente de la playa lugar idóneo para disfrutar de la misma, hay que pagar un ticket de 3 €, nos informan que podemos sacar el toldo, mesas y sillas pero no se puede dormir porque al ser un parque natural lo prohíbe la ley de costas y la guardia civil esto lo cumple al pie de la letra.

Aprovechamos la oportunidad y nos montamos el chiringuito desde primera hora del dia hasta la noche, donde desayunamos, comemos y demas.

Por la noche nos vamos a dormir a otro parking situado a unos 5 km a las a fueras del parque donde todas las acs se juntan para dormir, el lugar es muy tranquilo y aqui siempre cenamos.

La playa de Bolonia es conocida por unas ruinas romanas que en ella se encuentra, pero también por una gran duna de arena fina que atraviesa un pinar unos de los pinares del parque natural.

Desde el parking donde se encuentra la ac hasta la cima de la duna hay un buen paseo, así que espero a que sea media tarde y baje el sol para hacerlo.

Desde la cima de la duna hay unas vistas magnificas para donde quiera que mires, el mar, el bosque de pinos, la playa, en definitiva un lugar que merece ser contemplado con detenimiento y saborear todos sus contrastes.

Cuando llevo un rato sentado me sorprende ver a unos jóvenes con tablas de sky deslizarse por la duna como si de nieve se tratara.

Después de un buen rato sentado mirando el paisaje y descansando de la subida decido volver a la ac donde mi amigo J. Pedro me espera.

La playa nos encanta y su entorno también por lo que decidimos quedarnos varios dias. Para mi lo mejor de un viaje es que no este sujeto a corses, donde exista la improvisación que me permita elegir donde y cuanto tiempo quiero estar para disfrutarlo, asi que desde que descubrir la ac como medio de viajar no he vuelto a realizar ningún viaje organizado.

En el parking a veces nos visitaban vacas y caballos que campaban a sus anchas como si fuera su casa.

Después de 3 dias decidimos salir hacia Zahara de los Atunes, el lugar para pernoctar es el parking que hay justo en frente de la playa dirección hacia el cuartel de la guardia civil, es muy grande y para entrar hay que sacar el ticket y a continuación se habré la barrera el coste es de 12 € el dia.

Zahara de los Atunes es un pueblo que nos enganchó poco, quizás porque esta muy enfocado al turismo por sus urbanizaciones lujosas y pequeño casco antiguo. Por lo que después de una visita por sus calles decidimos salir al día siguiente hacia Conil.

Elegimos el camping cala del aceite por su situación, se encuentra en un parque natural al lado del mar y también por su  cercanía con los demás pueblos que teníamos pensado visitar. Las parcelas son bastante grandes y con sombra debido a la cantidad de pinos que hay, el coste es de 18 € por persona al día con todo incluido, luz, piscina, agua, parcela individual, moto, ac. Un tercio del camping estaba reservado a la zona naturista perfectamente delimitado para evitar que la gente se mezclase.

Conil es un pueblo bastante grande donde nos encontramos con una gran afluencia de gente en sus calles.

Me llama la atención que Tarifa y Conil tengan la misma puerta en forma de arco y que esta separe el casco antiguo del nuevo, la puerta esta situada para acceder al centro del casco y en medio de una gran muralla que rodea toda la parte antigua, me da la sensación de que esta diseñada así para la defensa ante cualquier ataque de años anteriores.

Hay que decir que este pueblo esta formado por callejuelas donde predominan bares, restaurantes, tiendas, terrazas, … En estas se observa que sus fachadas son blancas y la mayoría guardan la misma estética y diseño de construcción.

Tras dar un paseo por sus calles nos retiramos a dormir, volvemos al camping situado a 4 km del centro de Conil. Por la mañana nos levantamos a las 1o:30 y nos vamos a bañar a la playa cala del aceite. Por la tarde visitamos un pueblo llamado Vejer de la Frontera situado en la cima de una montaña en el interior lejos de la costa, para ello utilizamos la moto.

Vejer es un pueblo típico de la zona que se encuentra dentro de la ruta de los pueblos blancos de Cadiz.

Paseando por sus calles descubrimos un denominador común que se repite con los anteriores: puerta de entrada en forma de arco, amurallado, calles estrechas y las fachadas de las casas blancas.

Las calles terminan en plazas donde se encuentran tabernas y bares, aprovechamos para hacer un descanso mientras tomamos una cervecita.

Se cuenta que las fachadas de las casas están pintadas de cal en la mayoria de los pueblos de Cadiz por una orden del Rey para evitar los contagios de enfermedades que padecían las personas transeuntes que andaban por las calles  y desde entonces siguen la misma estética.

La iglesia de Vejer se encuentra en el centro del pueblo ubicada así para que su presencia se haga notar desde cualquier parte de este, casi todas las calles empiezan y terminan el ella.

Se nos hace de noche y regresamos al camping, hoy nos apetece cenar en nuestra parcela, después de la cena nos quedamos de tertulia con nuestros vecinos una pareja de Granada que viajaban en camper dirección al algarbe de Portugal.

A la mañana siguiente nos levantamos temprano y decidimos ir a una de las playas de Conil en el parque natural de Roche.

Por la tarde despues de la siesta y baño en la piscina del camping, visitamos Caños de Meca, donde habia un mercadillo hippie en el centro de la avenida que atraviesa el pueblo.

Visitamos su jaimas arabes desde ellas se puede observar perfectamente toda la bahía hasta el Faro de Trafalgar, sus playa es bastante grande y arenosa, en ellas observamos algunos chiringuitos.

Las jaimas están colocadas en la falda de una pequeña montaña en la que se puede  apreciar tres terrazas con  diferentes alturas.

La copa estrella en la jaima es el mojito y me hace pensar que el motivo es por su buena elaboración, tras degustar uno de ellos volvemos a la ac para cenar, la distancia de aquí al camping es muy corta 12 km y en moto se hace muy rápido.

Después de la cena volvemos a Caños de Meca pero esta vez visitamos la avenida que llega hasta el Faro de Trafalgar donde nos informarón que habian varios chiringuitos de todo tipo, pues así fue había para todos los gustos mas hippies y menos,  todos tenian buena afluencia de público.

Al día siguiente después del desayuno volvemos a Caños de Meca, la idea era conocer una de sus mejores calas, esta es  nudista aunque había todo tipo de gente con y sin bañador.

La cala no es muy grande por lo que en seguida se llena de gente aunque no llega a ser incomodo en ningún momento.

El agua en esta playa de la cala esta trasparente y la arena es fina de ahí que haya tanta gente,  a todos nos gusta lo bueno, a media mañana se nos acerca un perro de agua muy simpático y juguetón que parecía el jefe de la playa, al rato nos damos cuenta que es un perro hippie por sus raftas y por como se parece a su dueño, todo un personaje, el nombre del perro es ” picha” aunque el dueño decía pis-saaa.

Hablando con uno de los lugareños me informa que de entre las rocas que forman los acantilados fluyen caños de agua dulce de hay que el pueblo se llame Caños de Meca.

La gente recoge el agua que cae de la roca para luego quitarse la sal del mar, el agua es de nacimiento por lo que también se puede beber. Caños de Meca es una pedania de Barbate donde el ayuntamiento de este es el que gestiona.

Al final de la cala donde el agua llega hasta prácticamente al acantilado observo un gran numero de cuevas que se adentran en las rocas, todas ellas están habitadas por hippies que viven todo el año sin mas servicios que el agua que emana de las rocas.

Se  acerca el fin del viaje los días no dan para mas, así que el último día nos lo tomamos con mucha tranquilidad, todo el día tirados en la playa, eso si con un chiringuito cerca,

En total han sido 12 dias de viaje en los que hemos conseguido conocer una parte de la  costa gaditana, el resto se hará en otro viaje.

También ha servido para que mi compi Juan Pedro conozca la forma de viajar en ac, hemos tenido días de acampada libre y otros en camping, me comenta que las sensaciones vividas en el viaje han sido buenas.

Salimos del camping a las 12:00 de la mañana, llegamos a Murcia sobre las 20:30 sin ningún contratiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s